Estudios de la audición de los mayores en Siedlce

Home / Noticias / Estudios de la audición de los mayores en Siedlce

Estudios de la audición de los mayores en Siedlce

Los especialistas del Instituto de Fisiología y Patología Auditiva que tienen mucha experiencia en el tema del screening de la audición de los infantes y niños en la edad escolar realizaron los estudios pilotos de la audición de las personas mayores en el Hospital de Voivodato de Mazovia en Siedlce. Por esta ocasión el profesor Henryk Skarzynski dio conferencia dedicada a las posibilidades del tratamiento de los defectos auditivos en los pacientes de más de 65 años de edad.

El número de las personas mayores va a crecer de una manera radical. En Polonia ya se forman las bases del nuevo sistema del cuido da las personas mayores. El Instituto de Fisiología y Patología Auditiva participa en estos estudios de una manera activa. Hace poco, junto con el Comité de Ciencias Clínicas de la Academia de Ciencias Polaca, organizó una reunión abierta – un debate con la participación de los expertos en varias disciplinas de la medicina y los medios de comunicación bajo el lema: “Los problemas médicos más frecuentes de la edad mayor en Polonia” y una sesión sobre el tema de los trastornos comunicativos en las personas mayores durante el Primer Congreso del Envejecimiento Sano en la Galería de Porczynscy en Varsovia. Durante esta reunión los representantes de los ministerios y los médicos especialistas discutieron los problemas y las necesidades de una sociedad que va envejeciendo.

Cada vez mayor número de las personas de 65 años de edad y más es un desafío para los especialistas de todas las disciplinas de medicina. Sin embargo, en la otorrinolaringología en particular tenemos un trabajo enorme, como lo subrayaba el profesor Henryk Skarzynski. Es difícil ser activo sin los órganos sensoriales que funcionen bien. Es importante que la pérdida auditiva relacionada a la edad se detecte lo más temprano posible. A las personas después de 50 años de edad se recomiende los chequeos de la audición cada tres años. Desgraciadamente, en Polonia la mayoría de los pacientes ven al médico 10-15 años después del momento de aparecer los primeros síntomas – cuando la pérdida auditiva empieza a ser persistente.

La detección temprana de los defectos auditivos es posible gracias al screening. En ninguna parte del mundo no se realiza todavía el screening en este grupo de edad. Los especialistas del Instituto de Fisiología y Patología Auditiva quienes tienen mucha experiencia en el screening de los infantes y niños en la edad escolar prueban ir por este camino – hace poco realizaron los estudios de la audición de la gente mayor de Siedlce.

“Aprecio la calidad de vida y sé cuánto importante es el chequeo de la salud y los estudios profilácticos, también de la audición, que con la edad comienza a empeorarse” – dijo la señora Kinga Oledzka-Centkowska, estudiante de la Universidad de Tercera Edad quien tuvo un chequeo en el Hospital de Voivodato de Mazovia. – “Muchas veces no nos damos cuenta que nos pase algo mal en nuestro organismo. Gracias a los estudios de screening se puede intervenir temprano” – añadió.

En los estudios realizados en el Hospital de Voivodato de Mazovia de Siedlce se realizaron estudios de 55 personas de 57-89 años de edad. De este grupo sólo dos personas tenían el oído correcto. Los demás padecían de varios tipos de la pérdida auditiva, en la mayoría de los casos – bilaterales, medios y profundos.

“De los datos epidemiológicos sacamos una conclusión de que dos cuartas de los 70-añeros tiene muchas problemas con la audición que influyen de un modo negativo su funcionamiento cotidiano” – subrayó el profesor Henryk Skarzynski quien vino al Hospital de Voivodato en Siedlce para dar una conferencia para los mayores. Aquí hemos los fragmentos de la conferencia:

“Séneca dijo que no está bien verlo todo  ni oírlo todo. Hoy, en particular nosotros los médicos, vemos este problema de una manera diferente. En la sociedad de la información está bien verlo todo, está bien oírlo todo. Es así porque los defectos de la audición excluyen las oportunidades de aprender, hacen la comunicación interpersonal difícil. Influyen mal la calidad del trabajo y de la vida entera. Afortunadamente, gracias a las tecnologías modernas y el progreso de las técnicas operativas hoy podemos ayudar casi a todos los pacientes, también los de mayor edad.

En nuestra sociedad, y sobre todo en el grupo de las persones mayores, la sordera parcial es cada vez un problema más gravo. Crece el grupo de personas cuya audición en las frecuencias bajas es buena o casi buena, pero en las frecuencias altas aparecen defectos. Ésta es la razón de entender el habla cada vez peor. En el caso del tipo clásico de la sordera parcial, los pacientes entienden sólo al rededor del 10-15% de las palabras. Por suerte, gracias al uso de los dispositivos implantables y los procedimientos quirúrgicos elaborados por nosotros, es posible integrar la audición eléctrica con los restos de la audición natural, y los pacientes quienes tenían muchos problemas con la comunicación pueden oír normalmente.

La primera en el mundo operación de la implantación en una paciente con la sordera parcial la realicé en julio del 2012. Esta operación no fue sólo un nuevo etapa de la otocirugía, sino sobre todo una posibilidad de ayudar a un enorme grupo de personas – el problema de la pérdida auditiva relacionada a la edad se refiere, o se va a referir en el futuro a todos nosotros (a los hombres los va a afectar más temprano, a las mujeres – más tarde). Tengo mucha satisfacción porque en el Instituto de Fisiología y Patología Auditiva, al realizar las más en el mundo operaciones de corrección auditiva a diario, podemos implementar nuevas soluciones y aplicar las tecnologías médicas más recientes. Esto significa que los pacientes polacos tienen  mejor y más rápido acceso a estas soluciones que los de los países occidentales.

Ahora se trata de que el mayor número de personas, también de la edad mayor, aproveche esta oportunidad. Merece la pena recordar que tenemos que aprender durante toda nuestra vida. También en la edad de los 70-75 años vale la pena asimilar nuevo conocimiento, hay que tener a veces mucha paciencia. Hoy las habilidades nuevas son, sin embargo, necesarias para seguir el progreso, también el que ocurre en el tratamiento de los trastornos auditivos. Muchas personas mayores están decepcionas de no haber podido aprovechar las soluciones propuestas por nosotros. A veces por eso que había que acostumbrarse a ellas, y eso duraba más de un día o dos.

¿Por qué es mejor no resignarse? En la sociedad de la información la calidad de la comunicación es más importante que en toda la historia hasta ahora. En los principios del siglo XX la posición del hombre en la sociedad la determinaron en el 93% sus habilidades manuales, actualmente este lugar lo determina en el 94% la habilidad de comunicarse y aprender las informaciones. Vale la pena añadir que la pérdida auditiva, relacionada a la edad, es no más que el principio de problemas. En el caso de las personas mayores que sufren la pérdida auditiva leve, el riesgo de la depresión es dos veces mayor; en el caso de las personas con la pérdida auditiva media – tres veces, y la profunda – cinco veces. Teniendo en cuenta el número de las personas mayores en nuestra sociedad en el futuro, es fácil evaluar cuántos de nosotros sufriremos esta enfermedad desagradable que no nos permitirá vivir una vida normal. Podemos imaginarnos cómo lo puede destruir nuestras relaciones comunes y nuestra comunicación. ¡Cómo será toda la sociedad! Sin embargo, espero que gracias a las posibilidades del diagnóstico y tratamiento de los trastornos auditivos, de los que disponemos hoy, esta visión nunca se hará realidad.”